La familia del oboe

La familia musical del oboeLa familia musical del oboe está formada por diversos instrumentos -todos ellos también de lengüeta (de) doble (caña)- que varían, tanto en tamaño (del más pequeño al más grande), como en tesitura (del más agudo al más grave).

Los instrumentos más comunes

Entre los instrumentos más comunes de la familia del oboe se encuentran, de menor a mayor y de más agudo a más grave:

El propio oboe, que está afinado en Do y equivale a la voz de soprano. No es un instrumento transpositor, y por tanto, ejecuta el sonido de las notas tal cual las tiene escritas.

El oboe de amor -del italiano oboe d’amore-, cuyo rango sonoro oscila entre el de mezzo-soprano y contralto. Instrumento muy común especialmente durante el Barroco, está afinado en La, esto es, una tercera menor inferior al oboe. Es un poco mayor que el oboe.

El corno inglés -del francés cor anglais-, que se correspondería con la voz de tenor. De mayor tamaño que el oboe de amor, se trata de un instrumento transpositor, ya que está afinado en Fa, es decir, una quinta por debajo del oboe y también del sonido escrito. Dentro de la familia del oboe, es el instrumento más utilizado tras el propio oboe. Es característica su campana en forma de cebolla o bulbo y su tudel curvado.

Otros instrumentos más de la familia del oboe

Existen otros instrumentos musicales menos frecuentes que completan la familia de este instrumento de viento madera. Se trata de:

La musetta u oboe pícolo -del francés hautbois musette-, que es el miembro más agudo de la familia. Se sitúa por encima del oboe y representa la voz de sopranino (más aguda que el soprano). Puede hallarse afinado o bien en Mi bemol o en Fa, esto es, una tercera menor o cuarta por encima. Es más pequeño que el oboe.

El oboe barítono (o bajo), que está afinado en Do, pero una octava inferior. La notación es la misma que la del oboe, pero suena una octava más grave. Su tamaño es el doble de grande. Se ubica en un registro por debajo del corno inglés.

El heckelfón, heckelfono -o también heckelphon, nombre derivado del apellido de su inventor, Wilhelm Heckel- tiene el mismo rango sonoro que el oboe barítono o bajo, esto es, una octava inferior e igualmente se encuentra afinado en Do. Por eso, no se suele distinguir entre ambos cuando se requiere un oboe de registro bajo o barítono. Una de sus características más llamativas es que, debido a su peso, su gran campana esférica se apoya en el suelo con una pica o corta barra metálica, como en el caso del violonchelo.

Y finalmente, el oboe contrabajo, que tiene una afinación de dos octavas por debajo del oboe.

Te puede interesar:

Sonido y tesitura del oboe
Las principales obras para oboe